Atención al cliente

Vicente Zingaro e Hijos S.A.

Concesionario Av. 13 y 525  Ver en mapa  
Concesionario Av. 44 e/ 144 y 145  Ver en mapa  
La Plata, Buenos Aires, Argentina.
(0221) 479-2700 Llamar  
(0221) 479-2505 Llamar  

Venta de 0km

Venta de 0km

Horario de atención: Lunes a Viernes de 08.30 a 19.00 hs.
479-2700 Llamar  
479-2505 Llamar  
Interno: 209
Cerrado ahora

Autoahorro

Autoahorro

Horario de atención: Lunes a Viernes de 08.30 a 19.00 hs.
421-2487 Llamar  
Cerrado ahora

Repuestos

Repuestos

Horario de atención: Lunes a Viernes de 08.00 a 12.00 hs. y de 13.00 a 18.00 hs. Sábado de 08.00 a 12.30 hs.
479-2505 Llamar  
479-2700 Llamar  
Interno: 225 / 226
Cerrado ahora

Ventas corporativas

Ventas corporativas

Horario de atención: Lunes a Viernes de 08.30 a 19.00 hs.
422-4018 Llamar  
Interno: 123
Cerrado ahora

Servicios

Servicios

Horario de atención: Lunes a Viernes de 08.00 a 12.00 hs. y de 13.00 a 18.00 hs. Sábado de 08.00 a 12.30 hs.
479-2505 Llamar  
479-2700 Llamar  
Interno: 222 / 223
Cerrado ahora

El legendario Volkswagen bus «Light» de Woodstock reaparece 50 años después

El autobús mágico saldrá nuevamente a la carretera antes del histórico aniversario de Woodstock.

Como gran parte del «verano del amor», una de las vans de Volkswagen más famosas de la historia tuvo un momento bajo el sol, solo para perderse en la década de 70. Pero gracias a su pintor original y a un documentalista canadiense con una veta de detective, el autobús mágico saldrá nuevamente a la carretera antes del 50.º aniversario de Woodstock.

El artista Robert «Dr. Bob» Hieronimus tenía solo 26 años cuando se le encargó pintar un «autobús mágico» para Bob Grimm, un músico del grupo Light, con sede en Baltimore. El año era 1968 y el autobús mágico era una furgoneta Volkswagen Tipo 2 decorada con un estilo psicodélico. El grupo planeaba exhibir sus ruedas psicodélicas en la gira y en la Feria de arte y música Woodstock 1969

Bob Grimm en el autobús Light antes de Woodstock, 1969.

Modificar los vehículos puede afectar negativamente la cobertura de la garantía y/o causar que los vehículos no cumplan con las normas de seguridad y otras normas.

Hieronimus tardó seis meses en conceptualizar y completar el autobús Light, que adornó con símbolos cósmicos, motivos arquetípicos y palabras en lenguas antiguas. Ganó $1,000 —»una megafortuna en aquel entonces», comenta medio siglo después— y compró una entrada para el festival de música de tres días en Bethel, N.Y. Pero cuando escuchó que 50,000 personas planeaban asistir, decidió relajarse.

No se imaginaba que Woodstock atraería a casi medio millón de personas o que su furgoneta del 63 se convertiría en un ícono de Woodstock. Una foto de Associated Press que circuló en los periódicos y revistas de todo el país contribuyó a inmortalizar el autobús artístico de VW como un símbolo del movimiento contracultural de 1960.

Hieronimus dice que la furgoneta representó el verano del amor como ningún otro vehículo. «El autobús realmente representa una persona en un planeta», agregó el artista Hieronimus, quien también es simbólogo y reside en Baltimore. «Todos tenemos la misma chispa divina del creador cósmico dentro de nosotros».

Bob Grimm y el autobús Light, 1969

Con un motor enfriado por aire de 40 caballos de fuerza, el autobús Tipo 2 no fue fabricado pensando en la velocidad. Pero era económico para mantener y fácil de reparar, además de que podía transportar a una gran cantidad de personas, por lo que era el paseo ideal para los hippies que viajaban por la carretera. «Era un auto real para la gente», dice el artista. «Representaba la libertad».

No fue hasta 2017, cuando se acercaba el 50.º aniversario de Woodstock, que Hieronimus y el productor canadiense de documentales John Wesley Chisolm se unieron en busca de la van psicodélica para restaurarla. Pero había un problema: Grimm y Hieronimus no podían recordar dónde se encontraba el autobús.

Con investigadores, detectives y, a pedido de Hieronimus, un psíquico, ambos emprendieron una búsqueda exhaustiva de seis meses para encontrar el autobús. Gracias al apoyo generoso de Volkswagen y la gran comunidad de Volkswagen a través de una campaña de Kickstarter, pudieron financiar y documentar su ardua búsqueda.

«Buscamos desde el norte de Nueva Jersey hasta el sur de Arkansas», dice Chisholm. Se detuvieron en prácticamente todos los depósitos de chatarra de Volkswagen y hablaron con casi todos los mecánicos de Volkswagen, con la esperanza de encontrar pistas en el camino. Desafortunadamente, la búsqueda era difícil.

A principios de 2018, decidieron cambiar de idea y crear una réplica exacta. Después de un inicio inútil, encontraron un microbús Tipo 2 de 1963, con 11 ventanillas y sin pasillos, con un parabrisa delantero dividido que era una replica exacta del original.